Es importante eliminar el hollín de tu chimenea, ya que las partículas negras almacenadas de forma masiva, hará que se obstruya el canal de vía para que salgan los tóxicos. Como no querrás coger una intoxicación y poner en riesgo la salud, te recomiendo que limpies periódicamente la chimenea.

Eliminar el hollín es menos complicado de lo que parece, pero es una tarea que requiere algo de tiempo. Puedes hacerlo de diferentes maneras o utilizando diferentes técnicas. Además te recomiendo hacerlo antes de encenderla por primera vez, después de los meses de calor o incluso si te has mudado y la chimenea estaba de antes. Al no conocer el estado en el que se encuentra, es mejor limpiarla.

limpiar el hollin
Fuente: J. Carlos Fernández
CÓMO LIMPIAR EL HOLLÍN DE LA CHIMENEA

Para saber cómo esta más o menos la chimenea de hollín, introduce la cabeza y enciende una linterna. Observa bien las paredes y comprueba qué tan alto es el grado de suciedad. Recuerda ponerte unas gafas o algo para cubrir un poco el rostro. Además utiliza ropa que puedas manchar tranquilamente para trabajar.

Si tienes una escobilla de chimenea, normalmente tienes que tenerla, te va a ayudar a eliminar el hollín. Gracias a sus cerdas y su forma redondeada, te será menos complicado frotar las paredes con ella. Eso sí, procura cubrir el suelo con plástico o periódicos, para que la suciedad no se pegue al suelo y/o las paredes de tu hogar.

Aunque veas el hollín como partículas negras, cuando se desprende puede hacerse polvo. Por lo que este polvo se adhiere a tejidos y muebles, suelos y paredes. Por este motivo te recomiendo que salvaguardes todo lo que no quieras que se manche. Además abre las ventanas, cuando vayas a cepillar.

También te puede interesar:  Chimeneas prefabricadas de Invicta

Para que la escobilla llegue aún más lejos, puedes añadirle un mango o un mango extensible. Así podrás rascar las paredes hasta donde llegues. Cuando veas que está todo limpio, prueba a encender el fuego. De esta forma podrás comprobar si la salida de humos está bien o tiene algún tipo de obstrucción.

Como te he comentado, hay muchas formas y herramientas para limpiar el hollín de la chimenea. En el mercado encontrarás todo tipo de cepillos perfectos para esta tarea. He visto una especie de piedras que, envolviéndolas o añadiéndolas en una malla se puede limpiar el hollín a modo de cepillo. También puedes ir golpeando un poco la zona más alta, de la chimenea, para que la suciedad vaya cayendo.

Como ves no es un trabajo limpio, por lo que lo suyo es que te pongas unos guantes, una mascarilla para no respirar la suciedad. Además unas gafas y atuendo que puedas manchar, será tu uniforme para limpiar la chimenea ¿Cómo lo haces tú?

Compartir
Artículo anteriorPapel pintado con acento metálico para paredes
Artículo siguienteLos cojines de Ikea
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!