En el momento de escoger el edredón o colcha de la cama, es una de las piezas mas cara de una cama, aparte del colchón y de la cama en si.

A la hora de elegir el edredón, debemos tener en cuenta principalmente, los factores personales como la temperatura corporal, alergias y temperatura del ambiente.

Los edredones naturales de pluma, algodón, seda, etc., son ligeros y ofrecen calidez, son transpirables y son más duraderos que los que tienen rellenos sintéticos.

Estos rellenos naturales, son aislantes, mantiene el calor, y hacen de la cama que sea caliente y acogedora. Solo hay un pero, son más caros que los sintéticos.

Al igual que hablábamos de la densidad de hilos en la tela, la calidad del edredón de mide por la densidad de plumón, pluma o fibra sintética que tiene por metro cuadrado. Cuanto mayor sea el relleno, mas calido y esponjoso será el edredón. Un edredón nórdico de 400-550, se considera de buena calidad, mientras que de mas de 750, de etiqueta como superior.

Los edredones también se califican por tog, que es la capacidad de atrapar el aire caliente. Cuanto menor sea la calificación tog, será menor el calor que ofrece. Estos son más adecuados para el verano. Los de época estival suelen tener 3 tog, mientras que los de invierno suelen tener 13 tog. Un edredón para cada estación, o uno convertible, es la opción ideal.

Si se opta por el relleno sintético, la fibra de poliéster no retiene el calor, pero no te hace sentir frio.

También te puede interesar:  Decorar con ropa de cama una habitación

Hay que tener cuidado a la hora de escoger pluma o plumón natural si se sufre de alergias, ya que son propensos a eso. Aun así, hoy en día todos los edredones son esterilizados, cosa que te indicara la etiqueta.

Fuente: Wikipedia