Los relojes de pared te ofrecen muchas posibilidades a la hora de introducir un elemento básico en la decoración de tu hogar. Además, no solo cumplen con su función de mostrar la hora, a nivel decorativo resulta muy interesante tenerlos.

Relojes de pared
Fuente: Relojes y vinilos

Los relojes de pared son un elemento imprescindible en la decoración del hogar, al menos para mi gusto. Me encanta poder ver la hora que es sin tener que mirar un reloj de pulsera, el móvil o cualquier otro aparato electrónico. En mi casa hay dos que siempre tenemos: uno en el salón y otro en la cocina.

Normalmente recurrimos a los relojes de pared para decorar, aunque su funcionalidad es fantástica y nos viene genial en cualquier estancia de la casa. Hoy en día puedes encontrar muchísimos diseños, formas, colores, marcas, calidades, materiales… Todo un mundo de posibilidades que convierte la tarea de buscar un reloj de pared en toda una aventura.

¿Qué tipos hay?

Hay muchos tipos de relojes de pared, lo que nos permite tener una amplia gama entre la que poder elegir. Veamos los más habituales:

  • Gran esfera: es el típico reloj de pared, con forma circular. Puedes encontrarlo en muchos diseños, aunque al ver los demás tipos quizás te resulte un poco aburrido.
  • Cuco: famoso por tener una puertita por la que sale un pajarito a cantar cada hora, actualmente no todos la tienen, aunque se siguen llamando igual. En su lugar, cada hora suena una campana o similar.
También te puede interesar:  Bellas obras de arte de Patricia Losada
Relojes de pared
Fuente: Cucoclock
  • Péndulo: al igual que los relojes de cuco, también marcan las horas con campanadas. La principal característica de este tipo de reloj es que tiene un péndulo que cuelga de la estructura principal, el cual va marcando de un lado a otro todos los segundos que van pasando. Mis abuelos tenían uno y era un poco molesto quedarse a dormir en su casa con el ruidito de cada segundo en el péndulo, durante el día no se nota pero durante la noche, con tanto silencio… ¡se escuchan todos!
  • Vinilos: entre los relojes de pared más modernos están los de vinilo, sin duda una opción muy original. Tendrás que ir colocando los números en la pared, sobre un círculo que lleva instalada la estructura mecánica necesaria para poder funcionar correctamente, además de las agujas del reloj.
Relojes de pared
Fuente: Relojes y vinilos
  • Número separados: otro reloj de pared muy original es el que te permite poner los números separados a diferentes distancias, pero siempre rodeando a la estructura que tiene las agujas y el mecanismo.
  • Formas originales: estos son mis favoritos, los relojes que huyen de las típicas formas y son súper originales. Puedes encontrarlos como discos de vinilo, huevos fritos, pizarras, pelotas y muchísimas formas más. Si quieres algo original, sin duda es el tipo más recomendable, especialmente si es para hacer un regalo.

¿En dónde ponerlos?

Relojes de pared
Fuente: Arredaclick

Una vez que has visto los tipos de relojes de pared, queda claro que se pueden poner en cualquier estancia de la casa. Cada tipo encaja mejor en una u otra estancia, y aunque hay recomendaciones generales, realmente depende de los gustos y deseos de cada persona en dónde se pongan. Veamos las recomendaciones por estancia:

  • Cocina: aquí el reloj de pared que mejor encaja es el clásico, o también el de formas originales, especialmente si es un diseño con la temática de la estancia.
  • Salón: el reloj de péndulo es perfecto para el salón, y nada adecuado para cualquier otra estancia. Por ejemplo, no pega nada en el baño, y aunque en el dormitorio podría hacerlo, el sonido del péndulo con cada segundo puede entorpecer el sueño. Lo mismo sucede con el de cuco.
  • Dormitorio: a mi personalmente no me gusta poner un reloj de pared en el dormitorio, básicamente por miedo a escuchar su sonido y no poder dormir bien. Si lo quieres poner, los que mejor van son los clásico, los originales o los vinilos. En realidad cualquiera menos el de cuco y de péndulo, que son los que molestan.
  • Cuarto de baño: al igual que en el dormitorio, todos los que no sean de péndulo y de cuco son perfectos para el baño. Aquí no es que esos dos molesten, es más bien cuestión de estilo, ya que son muy elegantes y es un desperdicio meterlos en una estancia como el baño.
También te puede interesar:  Las tendencias en decoración del 2012

Como último detalle, los relojes de pared suelen ser analógicos, aunque pueden encontrarse ya algunos digitales. No cabe duda de que el tema de los relojes de pared es todo un mundo con infinitas posibilidades, miles de diseños que se adaptan a todo tipo de estilos y ambientes para ser el reloj perfecto para cada persona y estancia. Y tú, ¿tienes alguno en tu casa? ¿Cuál es el que más te gusta? ¡Comparte tus experiencias con nosotros!

  • Berenice

    Me encantó este artículo y las ideas que comparten.
    Un saludo y los invito a pasar por mi blog.

  • Paolo

    Me gusta mucho el reloj con dos gallinas con pois! :)