Tipos de ventanas: ¿cuál elegir?

0
53

Hoy en día hay muchos tipos de ventanas en el mercado, y en saber elegir el más adecuado para tu hogar está la clave para sacarles el máximo partido. Con paciencia y un buen análisis, no hay que ser experto para acertar con la elección.

Tipos de ventanas
Fuente: Aluminios Fiser

La elección de las ventanas es uno de los aspectos más importantes en el hogar, ya que te aíslan del exterior y evitan que sientas frío, escuches demasiados ruidos o te entren a robar, entre otras funciones. Con los tipos de ventanas que haya, son muchas razones que nos pueden llevar a decidir cambiar las ventanas, como que las tenemos sean viejas, de baja calidad o queramos hacer reformas en todo el hogar o una estancia en concreto.

Cambiar las ventanas siempre sale caro, especialmente porque merece la pena hacer una buena inversión, ya que durarán muchos años y es recomendable elegirlas de la mayor calidad posible. Hay muchos tipos de ventanas, y hoy me gustaría hacer un repaso a los más utilizados para ayudarte a elegir la más adecuada según tus necesidades.

Ventanas batientes

Tipos de ventanas
Fuente: Nexo Aberturas

Empezamos el repaso a los tipos de ventanas con la más tradicional, una ventana que se abre totalmente hacia un lado. Sus principales ventajas son que ofrece una buena iluminación y ventilación, además de que las labores de limpieza y mantenimiento son muy sencillas. Por buscarle un defecto, puede ser incómoda si tienes poco espacio ya que ocupa bastante.

Ventanas oscilantes en la parte superior

Estas ventajas se abren de manera que dejan una ranura de unos cuantos centímetros en la parte superior. Se utilizan especialmente en los cuartos de baño.

Ventanas oscilobatientes

Tipos de ventanas
Fuente: Ibérica

Lo más habitual es encontrarlas de aluminio y se pueden abrir con los dos sistemas anteriores, es decir, hacia un lado o en la parte superior. También es muy utilizada en el cuarto de baño, y yo en mi casa la tengo en la habitación de la niña ya que creo que es perfecta para poder ventilar abriendo todo cuando no está y tener solo la parte superior cuando está ella para que no haya peligro. Tienen muchas ventajas ya que combinan las que ofrecen las dos anteriores, especialmente en limpieza y seguridad.

Ventanas basculantes

Estas ventanas tienen un sistema con dos ejes centrales en los laterales para abrirse de forma horizontal. Tienen la gran desventaja de que ocupan mucho espacio, y a nivel estético no es que sean muy bonitas.

Ventanas pivotantes

Son ventanas similares a las del punto anterior, aunque en este caso el cristal siempre estará en sentido vertical, ya que los ejes centrales están en la parte inferior y superior del marco de la ventana.

Ventanas correderas

Tipos de ventanas
Fuente: Ibérica

Entre los muchos tipos de ventanas que hay en el mercado nos encontramos también con éstas, las ventanas correderas. Son las que más se venden ya que son comodísimas, con un sistema corredero que es muy práctico tanto para abrir como para cerrar. Además, ocupan el mínimo espacio.

Ventanas de celosía

Por último, las ventanas de celosía. En este caso, son ventanas que tienen láminas estrechas horizontales a las que puedes modificar su posición para que entre más o menos ventilación y luz. Su uso es muy sencillo, y también su limpieza, pero lo cierto es que a nivel estético no son muy bonitas. Otra desventaja es que no son muy buenas para aislar del frío exterior.

¿Cómo limpiar las ventanas?

La limpieza de las ventanas suele ser muy sencilla, aunque hay algunos sistemas que son más complicados y requieren ayuda profesional. Para poder realizar las labores de limpieza y mantenimiento de forma correcta, deberemos tener en cuenta el material con el que están fabricadas. Estos son los parámetros para los más habituales:

  • Ventanas de madera: se limpian simplemente con agua y jabón, aclarando bien antes de secar para que no quede ningún resto de producto. Conviene lijarlas de vez en cuando. Dependiendo del clima de la zona se debe aplicar un protector para que el sol no se las coma.
  • Ventanas de aluminio: ya sean con o sin RPT, se deben limpiar tanto perfiles como gomas con agua, jabón neutro y un paño suave. Conviene también con cierta frecuencia engrasar los herrajes y las piezas móviles, utilizando para ello aceite sin ácido.
  • Ventanas de PVC: suelen ser las más habituales, y en este caso debes limpiar el marco con agua y jabón, secando después con un paño suave. Tal y como sucede en el caso de las ventanas de aluminio, en las de PVC se debe también engrasar las piezas móviles y herrajes de vez en cuando.

Elegir una ventana no es tarea fácil porque hay muchos tipos, pero analizando tus gustos, necesidades, funcionalidad y espacio disponible, estoy segura de que harás la elección correcta y le sacarás el máximo partido. ¿Cuáles tienes en tu hogar? ¿Elegirías las mismas si tuvieras que poner otras nuevas?

Dejar respuesta