cromoterapia

Cromoterapia es el concepto que hace referencia a la práctica de utilizar la energía de la luz a diferentes frecuencias (colores) con fines curativos, antidepresivos, estimulantes, regenerativos y, por sobre todo, mantenedor de equilibrio y armonía.

Hoy en día, el mercado nos ofrece innumerables alternativas para introducir esta práctica dentro de nuestro hogar, pero lo principal será conocer las propiedades de cada color y el efecto que provocará sobre nosotros al incorporarlo en nuestra decoración.

Los fines variarán en torno a los tres colores primarios y es en ellos en quienes debemos prestar mayor atención:

  • Amarillo: este color representa la calidez y la sensación constante de bienestar, produciendo un ambiente propicio para deshacernos de las sensaciones de decaimiento ya que ayuda al sistema nervioso. Además, es beneficioso para órganos como el hígado y el páncreas. Resulta un color ideal para una estancia en la que busquemos relajarnos como lo es la sala de estar.
  • Rojo: este es el color de la pasión, representa perfectamente los sentimientos y esta recomendado para personas que deben combatir con la depresión y la tristeza, ya que estimula el corazón, aumentando la circulación sanguínea. Se trata del color propicio para decorar un espacio al que acudimos ante un decaimiento en nuestro estado de ánimo como lo es nuestra habitación.
  • Azul: este color representa la frialdad, y es indicado para brindar serenidad y relajación. Es el color indicado para luchar con situaciones de estrés, insomnio y excitación. Se trata de un color propicio para decorar ambientes como oficinas, donde las situaciones muchas veces nos quitan la serenidad que necesitamos.
También te puede interesar:  Colores de primavera