Te daremos algunos consejos y tips para que logres mantener las paredes en perfectas condiciones, pensando en los distintos revestimientos que podrás tener en tu vivienda.

Tengamos en cuenta que tanto los suelos como las paredes son parte de la decoración interior de tu hogar, por eso es necesario y muy importante mantener su estructura en óptimas condiciones, y en el caso de que sea necesario tomar cartas en el asunto para restaurarlos. Una manera de mantener una buena imagen, ambientes más amplios y luminosos. Permitiendo que sientas que estás en una casa nueva.

Revestimientos de las paredes

Mantener las paredes
Fuente: David

No será necesario que cambies los revestimientos de tus paredes para que logres buenos resultados. No tienes porque comenzar con obras costosas que alteren tu economía ni la rutina de tu familia para obtener resultados que duren años. Hoy te daremos algunas buenas ideal para conseguir el mejor de los aspectos en lo que se refiere a los revestimientos de interior.

S quieres que tenes superficies que luzcan impecables inevitablemente deberás realizar una limpieza profunda repasando todos los detalles, entre ellos sus juntas. En la actualidad tienes la ventaja de que existen productos que reviven y mejoran las paredes y suelos de granito y mármol sin mucho esfuerzo, antes era necesario pasarse horas fregando estas superficies para que luzcan más o menos aceptables. Ahora encontraremos algunos pulidores que con solo pasarlos una vez los resultados serán asombrosos.

También te puede interesar:  Cómo pintar las paredes de una habitación pequeña

Si lo que estás buscando es un acabado profesional te aconsejamos proteger la superficie con algún líquido especial y darle brillo cada 4 ó 5 años. Piensa que los cerámicos no son superficies que pueden ser pulidas, pero si podemos darle brillo.

Otra alternativa para los suelos es colocar una pavimento flotante sin retirar el anterior. En este caso recuerda elegir un tono que combine con el de las paredes. Esta opción es rápida de implementar y más económica.

Uso de la madera

Mantener las paredes
Fuente: Jacinto Illuch

La madera es un material muy noble que podrá ser usado tanto en el suelo como en las paredes, dependiendo del tono que se elija le dará a las habitaciones sensación de amplitud. Si la madera está demasiada dañada y ya no admite de abrillantados ni lijados la alternativa más practica sera colocar un laminado.

La importancia de volver a pintar

Mantener las paredes
Fuente: Marc

Lo ideal, según nos dicen los expertos, es pintar las habitaciones como máximo cada cuatro años. Si bien ahora existen unos recubrimientos plásticos que se mantienen en óptimas condiciones por 10 años (según lo que dicen sus envases). En el momento de pintar podrás animarte a cambiar el color o aplicar una pintura que sea más decorativa. Intenta elegir un tono más claro para el techo que para las paredes, de esta forma estarás generando una sensación de amplitud.

Podrás renovar las superficies de las paredes de las cocinas y de los baños colocando el revestimiento sobre el original, una manera de ahorrar dinero y tiempo, para ello existen diferentes opciones, como la de fijar placas de yeso laminado usando tornillos o colocar algún tipo e adhesivo en finas láminas de un material conocido como gres porcelámico. También podrás encontrar material de estas características en vidrio decorado con distintos colores.

También te puede interesar:  Una cama con aires campestres

Existen pinturas especiales para pintar azulejos y así darle un acabado diferente u otros productos como esmalte vitrificado. Para la colocación de estos productos siempre será necesario en primer lugar darle a la superficie una capa de imprimación

Si se requiere un cambio de tono en las juntas, para conseguir un mejor acabado, te aconsejamos que lijas un tono diferente al del azulejo, de esta manera la superficie de los mismos podrán adquirir mayor volumen, por el contrario, si eliges el mismo tono el resultado que conseguirás es el de una pared plana. En las diferentes tiendas especializadas conseguirás algunos rotuladores especiales para que puedas pintar las juntas fácilmente.

Soluciona los problemas de las paredes

El hecho de solucionar los problemas que tengan las paredes nos permitirán tener un acabado perfecto y mucho más duradero en el momento en que tomemos la decisión de renovar o cambiar el color. Una pared lisa, que no tenga ni manchas ni grietas será la superficie ideal para empapelar o pintar. Piensa que cuanto más impecables estén mucho mejor será el resultado.

En necesario que te tomes el tiempo para quitar todas las manchas de grasa, las marcas de humo y la nicotina del tabaco que, aunque no lo creas, pueden adherirse a las paredes. Para eso deberás lavar con mucho cuidado y paciencia las superficies usando agua y un detergente suave, los movimientos deberán ser desde arriba hacia abajo. Después deberás dejar secar muy bien la superficie.

Para saber si una superficie es polvorienta deberás pasar tu manos por la pared, si queda sucia de polvo blanco quiere decir que es la superficie es demasiado porosa y frágil. En estos casos tendrás que lavarla y aclararla, cuando esté totalmente seca alisa y deja secar, después pasa una lija y desempolva. Para finalizar, y como siempre te aconsejamos, coloca una capa de imprimación.

También te puede interesar:  Arquitectura en madera