Lo de elegir muchos colores vivos para decorar las paredes o decidirse más bien por los tonos claros o uniformes es una decisión personal. Si es que ya se sabe, para gustos, colores.

Pero claro, por otra parte, a veces nos da miedo lanzarnos y no nos atrevemos a hacer las cosas porque no sabemos cómo pueden quedar. Jugar con los colores puede ser arriesgado, pero si te atreves y aciertas, puedes conseguir algo tan original como esto.

¿Qué te parece? La verdad es que yo no sé si de repente me hubiera atrevido con tanta mezcla de colores, tengo que reconocerlo, pero viéndolo así, queda genial (a lo mejor quitaría un color o dos, pero no más)

¿Te atreverías a poner las paredes de tu casa tan animadas? Si tienes ganas de cambiar y quieres algo llamativo, atrévete a probar. Ya ves que puede ser un éxito.

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Nueva colección para Hogar H&M otoño-invierno 2014-2015