El verano es un tiempo ideal para disfrutar del sol y del buen tiempo. Si además tienes en tu casa una zona con exteriores, al aire libre, para poder disfrutar, mucho mejor. Y qué decir si además tienes una piscina… Desde luego no se puede pedir más. La verdad es que hay una gran cantidad de opciones y posibilidades para ponerle un toque personal y diferente a la decoración de tu jardín o de la zona exterior de tu casa.

Por ejemplo, una cosa que me gusta mucho es la de optar por combinar el suelo de madera con los muebles y detalles en color blanco. Las sillas, las mesas, las tumbonas… Todos los detalles de la decoración pueden quedar muy bien en color blanco, sobre todo porque es un color fresco y perfecto para el verano. Este color es ideal contrastar con el suelo en madera y, además, si se colocan algunos detalles en otro color, como en verde, fucsia o azul, destacan mucho más, puesto que alrededor solo hay madera y color blanco.

Además, he encontrado una idea que puede ser muy original para colocar un precioso toldo. Se trataría de hacer los soportes del toldo con ramas torcidas. Hace falta que sean lo suficientemente altas, pero para que tengan un estilo más trendy, lo mejor es que estén algo torcidas, para dar una sensación más real. Después, solo hay que colocar en la parte de encima una tela en color blanco, adecuada para colocar en exteriores (lo ideal sería que fuera impermeable, pero con cierta sensación de ligereza).

También te puede interesar:  Colores del desierto

El contraste de las ramas, que parecen algo casual y espontáneo, con el estilo moderno y actual del resto de la decoración, le dan a este toldo un estilo muy original y con mucha personalidad. ¿Qué te parece?

Vía| Style Flies