El morado es un color que puede ir muy bien en tu dormitorio, lo importante es saberlo combinar con la decoración apropiada. El morado puede ser usado en cualquiera de sus tonalidades, los expertos consideran que trasmite relajación, además de brindarnos calidez y tranquilidad. Sin lugar a dudas es un tono al que le puedes sacar muchísimo partido. Se puede usar tanto en la decoración de habitaciones de adultos como infantiles.

Dentro de la escala cromática el morado se ubica entre el rojo y el azul. Cuenta con muchos matices, desde el berenjena fuerte hasta los tonos más delicados y suaves.

Tonos morados para tus paredes

Gracias al tono morado podrás tener muchas alternativas a la hora de buscar un dormitorio acogedor, los tonos más intensos podrán ir en decoraciones moderna, resaltando con otros tonos en los ambientes de mayor descanso.

El violeta es un color que se aconseja para quienes quieran darle al ambiente un aspecto sofisticado y elegante. Este tono tiene la ventaja de no pasar de moda y de generar que el espacio resalte. Si prefieres un tono más púrpura podemos decirte que puedes usarlo tanto en espacios pequeños como en grandes, gracias a él podrás recrear un estilo tradicional o en un estilo más moderno.

Cuando se busca darle profundidad a una de las paredes nada mejor que elegir un tono berenjena, si lo que buscas es un aspecto original nada mejor que un color lavanda que puedes acompañarlo con muebles claros.

El lila es ideal para habitaciones infantiles y juveniles. Puede combinarse con el fuscia y con el geranio, especialmente en los accesorios, muebles y textiles. También se pueden combinar con el perla y el gris acero.

También te puede interesar:  Colores para tu dormitorio