Uno de los detalles más originales que puede tener una casa a la hora de decorar es, sin duda, el tragaluz. Se trata de una de esas cosas que no son en absoluto indispensables, pero que le dan al conjunto de la casa un toque a la última y con mucha personalidad.

No sé si te has planteado la posibilidad de poner un tragaluz en tu casa, pero lo cierto es que puede ser un detalle perfecto para convertir cualquier espacio en algo muy personal y con un toque diferente. No hay duda de que un tragaluz puede ser un detalle estupendo para colocar en un dormitorio, por ejemplo, y eso de dormirse viendo las estrellas suena muy romántico, pero también hay que tener en cuenta que el tragaluz no deja de ser un espacio abierto y, por lo tanto, en cuanto salga el sol empezará a entrar luz en la habitación.

Por eso, uno de los mejores lugares para colocar un tragaluz puede ser, por ejemplo, una zona del salón, puesto que gracias al tragaluz, se consigue dar una mayor luminosidad a la estancia y puede ser una alternativa perfecta para poner un punto de diferencia respecto a otras estancias.

Otra alternativa, menos usual, pero que puede quedar también muy bien, es colocar el tragaluz en el cuarto de baño. Lo vi una vez en la casa de una amiga, que lo tenía situado sobre la bañera, y la verdad es que daba mucha luz al baño y le ponía un toque de estilo, totalmente diferente al habitual, puesto que el cuarto de baño no es un espacio al que se suela dedicar mucha atención en lo que se refiere a la decoración.

También te puede interesar:  Fotos sobre papel pintado

¿Qué te parece la idea? ¿Pondrás un tragaluz en tu casa? ¿En qué lugar lo colocarías?

Foto de Apartment Therapy