Usualmente las habitaciones suelen ser del mismo largo que ancho, siempre y cuando se tenga espacio para lograrlo. Pero también las hay, determinadas por el espacio desde luego, habitaciones que son más largas que anchas. Así que éstas requieren decoración de habitaciones específica para evitar que el hecho de ser más largas se convierta en un aspecto negativo de la decoración.

decorar habitacion 2

En este sentido hay que jugar con los colores, sobretodo en las paredes, decorando habitaciones que den un aspecto equilibrado. Esto supone el uso de colores intensos en las paredes que son más largas y colores más claros en las que son de menor tamaño.  Esto hace que las paredes se ven más uniformes y el espacio no se vea amplio desde un ángulo y estrecho desde otro.

Decididamente hay que olvidarse de la decoración con rayas, el usar papel tapiz o pintar con rayas es muy atractivo pero a menos que lo uses con discreción y en las paredes de menor tamaño, puedes olvidarte del tema. Pintar una pared larga con rayas horizontales la hará ver interminable y eso no siempre es atractivo.

También es difícil crear una atmósfera acogedora en un espacio demasiado grande en un ángulo por ello, lo mejor es empotrar los muebles pared contra pared, frente a frente y disponiendo de una mesita o bien otro ornamento, es decir creando pequeñas “zonas acogedoras” a lo largo, que el hecho de tener los muebles tan cerca promoverá esa sensación de cercanía que siempre gusta de tenerse en el salón.

Por demás, hay que evitar recargar de ornamentos, debido a que tiene mucho espacio para ellos, la pared más larga, bastará con unos cuantos y bien elegidos como un cuadro con una pintura hermosa y en gran tamaño. Olvidarse de los espejos que harán ver el espacio cual si fuera un enorme estadio.

También te puede interesar:  Decoración de un dormitorio de playa