Trucos para ordenar la casa rápido

0
43

Saber ordenar la casa en poco tiempo es ideal por si te llega alguna visita de imprevisto y no has tenido tiempo de limpiarla.

Ordenar la casa es imprescindible para poder sacarle partido a cada rincón, que esté siempre limpia y que encuentres cualquier cosa en el momento que desees. Aunque todos estéis ocupados con trabajo, estudio y las principales tareas de la casa, tenerlo todo en orden es muy importante, y si se hace día a día no llevará mucho tiempo y estará siempre perfecto.

Ordenar la casa
Fuente: iMujer

De todas formas, por mucho que queramos organizarnos para ordenar la casa a diario, hay veces que no es posible y se van acumulando tareas. Llegas del trabajo y te apetece cenar y sentarte a ver algo en la tele, así que un par de cosas que parecen menores van quedando sin hacer y se terminan acumulando varias.

¿Cómo ordenar la casa rápido?

Sin embargo, en cualquier momento puedes tener la necesidad de ordenar la casa rápidamente, sobre todo si vas a recibir alguna visita. En esos casos, que no cunda el pánico porque hay unos cuantos trucos que puedes llevar a cabo para tenerla perfecta en menos de 10 minutos… ¡te lo aseguro!

1. El salón

Para ordenar el salón rápido, lo primero que tienes que comprobar es si los cristales están sucios, si no te da tiempo a pasarles un paño y limpiarlos, pasa las cortinas para que no se vean. No sé a ti, pero a mí me horroriza llegar a una casa y ver los cristales con la suciedad acumulada, por decirlo finamente.

El sofá es donde más debes centrarte, ya que probablemente es en donde se vaya a sentar tu visita. Dale la vuelta a los cojines para que se vea la parte menos usada, ya que estará más lisa y limpia. Si hay alguna mancha, pon una manta por encima a modo de decoración para taparla.

Ordenar la casa
Fuente: iMujer

Si eres de las personas que acumula revistas y periódicos, ponlo todo en uno o dos montones, que parezca una colección. Otra opción es meterlo en un armario o cajón, pero cuando se vaya la visita sácalo para ordenarlo de verdad y tirar lo que no quieras conservar.

2. La cocina

En cuanto a la cocina, si aún tienes los platos sin fregar, hay dos soluciones muy rápidas para hacerlos desaparecer. Si tienes lavavajillas, mételos ahí. Si no lo tienes, coge una olla grande y mételos ahí con agua y un poco de jabón, así podrás limpiarlos mejor cuando te pongas a ello. Si la casa huele a comida, lo mejor es encender una vela aromática o un poco de incienso.

Si los trapos de cocina que tienes al uso están sucios, ponlos a lavar y deja a la vista uno que esté limpio, por ejemplo colgado del horno o en el tirador de alguna puerta.

3. El baño

Cuando recibimos visita en casa, siempre llega el momento en el que van al baño, así que hay que revisarlo también para ordenarlo y que esté decente. La alfombra de baño es muy bonita pero es mejor quitarlas, ya que si esa persona se va a lavar las manos, la pisará con los zapatos y se ensuciará.

Recoge las toallas que tengas a secar, dóblalas y ponlas en su sitio. Revisa no tener ropa interior o sucia tras la puerta, ya que si esa persona la cierra, se la encontrará. También puedes taparla con una bata que esté limpia. No tengas a la vista mil productos de belleza abiertos, cierra todo y colócalos de forma ordenada.

4. La habitación de los niños

Quizás la habitación infantil es la que menos importa que haya desorden, especialmente si los niños son muy pequeños ya que están continuamente sacando cosas. Si te da tiempo, recoge todo y mételo en el baúl o cajón que tenga para juguetes, y después ya lo ordenarás con calma. Lo ideal es que sea el peque quien se encargue de recoger, aunque tarde mucho más.

5. Tu habitación

Ordenar la casa
Fuente: Arte y decoración

La cama tiene que estar hecha desde por la mañana, es suficiente con unos minutos de ventilación, no seas de esas personas que dejan la cama todo el día sin hacer. Si tienes ropa en alguna silla o que no esté en su sitio, métela en un rincón del armario hasta que la puedas ordenar. Si está sucia, lo mejor es llevarla a la lavadora. Nunca mezcles la limpia con la sucia.

La casa limpia día a día

Más que recoger rápido cuando viene una visita, lo mejor es realizar pequeñas tareas de limpieza cada día, así siempre tendrás la casa limpia y nunca se te acumularán varias cosas. Tienes que entrar en la rutina de recoger lo que utilizas en el momento que terminas, por ejemplo fregando los platos cuando terminas de comer en vez de dejarlos para limpiar después. No te vayas de casa sin hacer la cama por las mañanas. Cada vez que ensucies cocinando, pasa un trapo para que no se pegue la grasa ni los restos.

Como ves, tener la casa limpia rápido es muy sencillo, especialmente si dedicas un ratito cada día. No siempre apetece mucho, pero sin duda merece la pena, ¿no te parece?

Dejar respuesta