Trucos prácticos

Ya no tenemos que sujetarnos a los clásicos muebles de toda la vida, por ejemplo, los inodoros siempre han tenido su clásica forma, pero hoy en día, el mercado del diseño, nos ofrece modelos de formas cúbicas, escultóricas… podemos dar un toque atrevido a nuestro baño, incluso con el color, pues blancos o tonos claros siempre han sido los predominantes, en la actualidad, este tabú tiende a desaparecer y le sustituyen bicolores, decoraciones con flores…igualmente , la colocación siempre ha tendido a sujetarse en el suelo, pues ahora podemos sujetarlos en la pared, como a modo de suspensión, esto induce a una mayor higiene y un nuevo estilo decorativo. El inconveniente, es que las estructuras siempre están preparadas para su colocación en el suelo y la opción aquí recomendada, supone un poco de más obra para su instalación.

En ocasiones, queremos aprovechar manteles antiguos que se han quedado en el cajón y no se amoldan a nuestra medida por cualquier motivo. Pueden que se hayan quedado pequeños para nuestra nueva mesa, esto tiene fácil solución, una tela bonita, que nos sea de nuestro agrado (adamascada, estampada), la colocamos bordeando el mantel, a modo de festón y quedará como una pieza central y la tela añadida como un gran volante.

Hay veces que las paredes tienen irregularidades y nos fastidia el no poder adaptar muchas estructuras que desearíamos. Para ello, podemos optar por las obras de yeso, incluso dándoles profundidad, serán todavía más aprovechables, pues se pueden abrir huecos, los cuales son muy útiles a modo de hornacinas.

 

También te puede interesar:  Decorar jardin con plantas aéreas