Si tienes una planta baja, cuentas con una ventaja a la hora de colocar tu decoración de navidad. Y es que como ves en esta imagen, puedes decorar la puerta y el resultado puede ser espectacular.

Esto es tan solo un ejemplo, pero te puede servir para hacerte una idea. Unas guirnaldas en verde y con toques rojos en lazos o algún que otro detalle (como alguna flor navideña, por ejemplo) son un acierto.

También puedes poner alguna bola de la decoración del árbol engarzada en las guirnaldas.

Aprovecha las ventanas para colgar algún adorno, y la puerta para poner la típica corona navideña, todo un clásico pero que nunca pasa de moda. Y dependiendo del espacio que tengas, un par de maceteros a los lados de la puerta también pueden darle un toque estupendo a la habitación.

¿Qué te parece la idea? Por cierto, que nos encantaría saber qué nos propones tú…

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Pintar puerta principal en color