Una idea genial en decoración es la de la colocación de un alambre y un par de clips.
Suena bastante sencillo y hasta puede parecer con poca gracia. Sin embargo es una idea fantástica y de tan sencilla que es puede reproducirse en cuatas paredes quieras.

Simplemente elige un lugar, algún tramo de la pared. Luego tienes que comprar un alambre fino pero resistente, de buena calidad y preferentemente brilloso. Luego que por dos tacos fisher y un puntero, lo colocas retirado al menos 2 cm de la pared. Trata de que quede lo mas tirante posible.

Solo te queda conseguir clips de metal en colores, y de ahí en más puedes colgar los dibujos de tus hijos, fotos o lo que se te ocurra.

Este diseño de decoración de paredes es muy lino, muy original y además es temporal, en cuanto desees cambiarlo solo tienes que abrir los clips.

También te puede interesar:  Decora tu casa con paredes de pizarra
Compartir
Artículo anteriorCuidados al pintar
Artículo siguienteLas paredes de tu bebe