En las escuelas infantiles y en los colegios a los más pequeños les decoran las clases con los motivos de las estaciones según va avanzando el año.

La razón es que los niños aprendan jugando como funcionan las estaciones y que nos ofrece cada una de ellas.

Eso mismo podemos recrearlo nosotros es casa, por un lado apoyaremos la educación que están recibiendo los niños y por otro podremos variar la decoración de la habitación para que se vuelva más interesante.

No debemos olvidar, y es muy importante, compartiremos con los pequeñ@s una actividad, algo que nos unirá mucho más con ellos.

Materiales, cartón, cartulina, pinturas, pegamento, velcro y algún sistema de sujección para el arbol.

Cómo hacerlo:

  • Busca una caja grande de cartón y dibuja un árbol, la perfección no es lo principal, si lo consigues mejor. Recortar y pintar.
  • En la cartulina haremos para el otoño hojas, setas y algún otro motivo. Para las siguientes estaciones haremos hojas verdes, algún pajarillo, nieve, etc. Recortar y pintar. El niñ@ puede pintar y elegir que objetos quiere poner.
  • A cada objeto le pegamos detrás un trozo de velcro y la parte contraria en la zona del árbol donde vaya. Recuerda que vas a cambiar en cada estación los objetos así que fijate donde los pones en el árbol.
  • Mury, un beso

 

También te puede interesar:  Vinilos infantiles para dormitorios