El rojo es un color que nos gusta a muchos, aunque claro, ¿es una buena alternativa a la hora de decorar una estancia? La respuesta está clara: depende.

Lo cierto es que yo misma no hubiera recomendado este color para decorar estancias pequeñas y reducidas, porque puede ser algo agobiante, pero después de ver lo bien que queda en este baño, que no es precisamente grande, he cambiado de idea.

Eso sí, las claves para que quede bien son las siguientes:

  • combínalo con espejos, para tener una mayor sensación de amplitud en la estancia
  • utilízalo en habitaciones en las que haya bastante luz, para que no agobie
  • combina con muebles en colores claros o de acero, a ser posible pequeños, con espacio alrededo

¿Qué te parece la idea? Lo cierto es que es una manera realmente estupenda de dar color a tus paredes de una forma original.

Por cierto, que el rojo en el baño me parece todo un acierto.

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Decorar el baño y organizar