El cabecero es una parte muy importante de la habitación. Y es que al entrar en el dormitorio, el cabecero es una de las cosas que más nos llama la atención. En las tiendas de decoración se pueden encontrar modelos de lo más originales, para todos los gustos y para todos los estilos.

Elegir el cabecero es una cosa complicada, porque hay que tener en cuenta el estilo de la decoración de la habitación, el tipo de muebles, los gustos personales de cada uno, el espacio disponible en la habitación… Vamos, que no es del todo sencillo. Por cierto, que también hay otra posibilidad: hacer uno mismo el cabecero, poniendo en marcha la creatividad y la imaginación.

Pero además de la idea típica que todos tenemos de cabecero, también hay otras ideas rompedoras y novedosas que pueden quedar muy bien. Es el caso, por ejemplo, de esta idea. Se trata de hacer una estructura en madera, dejando ver por detrás la pared. Para que quede bien, la pared de detrás tiene que estar pintada en un color original y llamativo, para que destaque mucho más.

Delante de la zona de la pared que se ve va colocada la cama, y alrededor, queda la estructura, que en este caso es de madera y que recuerda un poco el estilo oriental. Pero no es la única alternativa, también puedes cambiar la estructura de madera por algo más actual y más original, en otros materiales, con un diseño de líneas más rectas, en un color oscuro…

También te puede interesar:  Un cabecero de cama de Woodson

La verdad es que me parece una idea muy original, que tiene una gran cantidad de posibilidades, y que se puede adaptar a varios estilos de decoración. Sin duda, una muy buena alternativa para la decoración de una habitación en la que quieras conceder al cabecero todo el protagonismo.

Foto de Casa Sugar