A mi me parece un diseño juvenil, a la par que algo cutre, pero sería un buen  modelo para jóvenes muy informales con un estilo decorativo postnuclear, como el de las películas que nos muestran como sería el planeta después de haber vivido un desastre con las bombas atómicas o después de una noche de juerga.

Sencillo es bien sencillo, una base redonda de madera en la que entre un colchón de 1’90 por 0’90 m, en el medio un cojín y listo.

A la idea le han dado el nombre de Huggy.

Fuente: freshome

Mury, un beso

También te puede interesar:  Estanterías decorativas, no de almacenaje