Un cuadro o mural de estilo oriental en tu casa

0
126

Uno de los estilos decorativos que más está marcando las tendencias en los últimos años es el oriental. Esta forma de decorar se integra en todo el pensamiento y cultura oriental. Se busca un espacio de paz y tranquilidad que permita al ser estar en perfecta conexión con el universo. Para dar un toque oriental a tu casa, uno de los elementos más interesantes y característicos que nos brinda el diseño actual para decorar nuestra casa es a través de un mural o cuadro de estilo oriental, escogiendo una pintura o caligrafía.

Mural de estilo oriental

La pintura china clásica se desarrolla a partir de la caligrafía sobre papel de arroz. Se conoce como zhōngguó huà o guó huà, para diferenciarla de la aparecida a partir del siglo XIX de inspiración occidental. Sus elementos fundamentales coinciden con los de la escritura: pinceles, barrita, piedra de tinta y papel de arroz. Las técnicas son propias de Oriente, siendo las mismas que en Corea y Japón. Se clasifica en función del contenido: flores y pájaros, paisajes, retratos y animales; y de la técnica: muy detallista, de pincelada rápida, con tinta negra, dibujo de trazados y pintura sin estructura. Tardíamente se comenzaron a integrar poemas en las pinturas y a sellar con los típicos sellos de tinta roja. No es figurativa, sino que resulta de la plasmación del sentimiento experimentado por el pintor tras la contemplación. La representación del espacio en la pintura china se caracteriza porque rechaza la perspectiva del punto de fuga occidental y se decanta por un expresionismo alejado de la mera “imitación” estética. En el caso de la pintura de paisajes “montaña y agua”, muy usuales, es importantísima la armonía de los elementos yin-yang, elementos claves del pensamiento artístico taoísta. La imagen es una creación de Shitao.

El lugar adecuado para situarlo depende del motivo que represente la pintura. Puede formar parte de cualquier habitáculo de la casa (salón, habitación, baño, terraza o pasillo), pero es importante que le des el protagonismo que merece. Un consejo es que lo dispongas como único elemento decorativo en alguna de las paredes. Añadiendo una planta de bambú en un bonito recipiente de cristal con piedras, darás un toque perfecto al conjunto.

Dejar respuesta