Un cuarto infantil divertido pero relajante

2
104

Si tu hijo es muy activo y no quieres decorar su cuarto con colores vivos para no maximizar esa actividad, pero al mismo tiempo no quieres que el cuarto resulte aburrido para él, puedes buscar la diversión en otros recursos decorativos diferentes de los colores, hay más posibilidades para romper con la monotonía y conseguir un ambiente original.

leonardo san giorgio juvenil 4

La asimetría es una de esas propiedades que atribuidas a un cuarto hacen que transmita sensaciones geniales para los niños, libertad y espontaneidad que estimulan su imaginación, supone un aliciente para sus juegos pero lejos de la agitación que corresponde a los colores eléctricos, si la irregularidad de las formas la combinamos con tonalidades frias o neutras como azules o beiges.

Las diferencias de nivel resultan también interesantes y ayudan enormemente al niño en el desarrollo de sus actividades, colocar elementos a diferentes alturas en el cuarto, como una litera o una estantería a la que se acceda a través de escaleras, constituyen una gran idea, ayudarán al niño a separar zonas y le inspirarán en sus juegos.

Estos dos elementos se combinan en la propuesta de San Giorgio que vemos en la imagen de este artículo, se trata en este caso de un cuarto compartido, las dos camas se colocan en alturas distintas, se aprovechan las escaleras como mueble contenedor, ya que los peldaños están formados por grandes cajones y además la disposición es asimétrica e irregular, sin embargo los colores son pastel, por lo que el conjunto resulta de lo más equilibrado y relajante.

2 Comentarios

Dejar respuesta