No todos tenemos tiempo para terminar nuestro trabajo  en la oficina, y nos vemos llevando el mismo a casa para aprovechar algo de nuestro tiempo libre.  También  es cierto, que puede ser que trabajes en casa y no tengas mucho espacio y debas aprovechar el dormitorio para trabajar, o que quieras crear un espacio de estudio para el dormitorio de alguien más de la familia. Esta decoración de dormitorio con una zona de trabajo, es perfecto para ti.

Así que organizando bien el espacio, podemos aprovechar para colocar una pequeña zona de trabajo que sea cómoda para realizar el mismo y que también se integre a la decoración del dormitorio sin romper el atractivo del mismo. Una idea que no te será difícil lograr, teniendo en cuenta que como hemos dicho, hay que organizar bien para lograr que todo sean funcional y atractivo.

una oficina para el dormitorio

Lo más importante es dimensionar, esto significa que, no compras un escritorio de gran tamaño para un espacio reducido como tampoco te haces de muchas cosas, porque aunque no tienes que prescindir de ornamentos, útiles y demás detalles, solamente tienes que aprovechar los necesarios porque el exceso de los mismos sobrecargarían el aspecto de la decoración del dormitorio.

En esta decoración de dormitorio con una pequeña oficina, se aprovecha la pared para colocar un lugar donde guardar notas y demás. Además dos lámparas contribuyen a la comodidad de usar el escritorio cuando se necesita luz artificial, y que claro debe tener una estupenda iluminación.

También te puede interesar:  Poner un muro de piedra falso

Los colores claros de la pintura de pared, también contribuyen a crear una atmósfera de tranquilidad y relax que necesitamos cuando debemos concentrarnos en el trabajo. El resultado es un entorno atractivo y práctico que la zona de trabajo no le quita belleza a la decoración de este dormitorio.

Imagen: Apartament