Un mundo de colores para los muebles

0
129

Cuando observamos un color, en ocasiones, nos percatamos de que su tono varía, en función de la iluminación y de los objetos que rodean a éste. La iluminación cambia el color debido a que el color está en la luz. El color es producto de las longitudes de onda que son reflejadas o absorbidas por la superficie de un objeto.

En Alabesa de Barnices dan color a toda clase de muebles. Tienen, por ejemplo, los llamados sistemas tintométricos. Muchos teorías y sistemas de reproducción de color se han desarrollado a lo largo de los últimos años. Los sistemas de reproducción de color, conocidos como sistemas tintométricos, tienen como misión reproducir diferentes tonos, mediante entremezclas de varios colores primarios. En algunos sistemas se pueden encontrar hasta 16 colores básicos diferentes. Los sistemas comúnmente empleados, se basan en el sistema de Prang, con tres colores primarios, (amarillo, rojo y azul) y tres colores secundarios, que no son sino mezclas de los tres anteriores en proporciones 1:1, éstos son naranja, verde y violeta. En la mayoría de sistemas tintométricos el blanco y el negro, no son considerados como colores.

colores-muebles.jpg

Cuando un color básico o un tono se combina con blanco, se obtienen tonos degradados o tonos pastel. En realidad lo que se está haciendo es aumentar el grado de reflectancia del color. Exactamente lo contrario sucede al añadir negro a los tonos, es decir, reducimos la reflectancia del color. Al trabajar con colores, en muchas ocasiones, lo que se hace es subir o bajar ese grado de reflexión, por ejemplo el marrón, es producto de un oscurecimiento del naranja. Añadiendo blanco a ese color marrón, obtenemos un color crema.

colores-muebles2.jpg

Alavesa de Barnices acaba de lanzar el sistema tintométrico Fast Color ALABA®. Este catálogo consta de 3 colores básicos; azul, rojo, amarillo, más blanco y negro y una serie de mezclas o tonos. Todos los tonos son combinaciones sencillas de los tonos básicos, obtenidas por entremezclas, en la mayoría de los casos, de 3 colores, lo que supone disponer de una gama de color prácticamente ilimitada, con un pequeño stock de colores básicos.

Compartir
Artículo anteriorDecorar el recibidor: Estilo Pop
Artículo siguienteColor en una cocina de metal
[email protected]

Dejar respuesta