Si tienes tu oficina en casa, seguro que mucha gente te habrá dicho eso de que es una suerte poder trabajar sin tener que salir, disfrutar de trabajar desde el sofá, en pijama, con el calorcito en invierno y el ventilador en verano… Sin embargo, las cosas son mucho más complicadas de lo que parecen a simple vista.

Y es que trabajando en casa también te pierdes el ir a la oficina, tener compañeros al lado con los que hablar y esas cosas. Por eso, ya que estás muchas horas en casa, es muy importante que el espacio destinado a tu oficina esté pensado a tu gusto, para que te sientas de maravilla en él.

Entre las muchas ideas que te hemos comentado ya en otras ocasiones para poder disfrutar de tu oficina en casa, hay una propuesta que he encontrado y que me ha parecido un acierto absoluto. Se trata de una idea muy original, sencilla y además, que puedes personalizar a tu gusto, como quieras.

Se trata de hacer un panel en la parte de delante del escritorio (aunque puedes colocarlo donde prefieras), con varias filas de fotos. Cuélgalas en marcos tipo varillas con pinzas, de los que venden ya preparados, o haz tú las guías con lazo o cuerda del color que más te guste. La idea es que formes una especie de collage con fotos de diferentes tamaños, que tengan un significado para ti.

Seguro que así consigues hacer más tuyo el espacio de la oficina, algo que, sin duda, te ayudará a trabajar con mejor ánimo. Y es que entre letra y letra, puedes echar un vistazo a una foto de esa fiesta tan divertida, a ese rincón tan especial que visitaste en vacaciones… ¡Una oficina totalmente personalizada!

También te puede interesar:  Otoño-Invierno: decora con elementos naturales

¿Te animas a ponerle tu toque a tu espacio de trabajo?

Foto de Apartment Therapy