No sé si en tu casa tendrás algún teléfono viejo, de esos que había antes y que tenían agujeritos para meter los dedos y marcar, de los que tenían el dial redondeado… Yo recuerdo que en casa de mi abuela había uno en color beige.

El caso es que ahora, ese tipo de teléfonos han sido sustituidos (menos en las casas de los nostálgicos) por otro tipo de aparatos mucho más modernos. Pero lo de reciclar, si me gusta por algo, es porque da una nueva oportunidad a objetos como estos.

¿A que no hubieras pensado nunca que un teléfono como esos podría llegar a convertirse en algo tan original como un portarollos para el baño? Pue sya lo ves y además, muy fácil de hacer: solo tienes que enganchar el rollo con una cinta elástica, y listo.

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Decorar con un cabecero de cortina