El papel pintado es un recurso decorativo que se utiliza mucho, y más aún para las habitaciones de niños pequeños. Si estás pensando en cómo decorar la habitación de tu hijo o hija baraja esta posibilidad porque seguro te va a gustar mucho. El papel pintado decora algo más que simplemente pintar la pared, es un buen recurso para hacer de una habitación un sitio más personalizado y acogedor. Para las zonas de juego también se utiliza mucho, según el dibujo y la temática del papel puedes crear un ambiente u otro, para una zona de juego viene muy bien crear un ambiente divertido y dinámico.

Hoy te voy a mostrar un papel pintado muy especial, es un mapa mundi que ocupa toda una pared de la habitación, tiene un estilo vintage que me encanta. Es muy original, podemos ver que el mapa está dividido por trozos con diferentes estampados.

Este papel pintado es ideal para crear una temática de viajes, seguro que si pones este papel en la habitación de tu hijo o hija se volverá un apasionado del viajar y del conocer mundo, despertarás su curiosidad y querrá viajar a todos las partes de su mapa mundi.

Este elemento decorativo a veces puede recargar demasiado el lugar donde lo pongamos, pero si lo usamos bien puede ser la clave para una buena decoración de la habitación. El paso fundamental es elegir una buena temática, basarnos en lo que más le gusta a los niños que vayan a ocupar ese lugar. Si a tu hijo le encantan los animales elige un papel con temática de animales, si a tu hija le apasionan las princesas elige un papel con ese tema como protagonista.

También te puede interesar:  DIY sombreros para fiestas infantiles

Además este papel pintado nos ofrece la posibilidad de personalizarlo. Cuando hagáis un viaje familiar a algún sitio del mundo pon alguna foto de este viaje encima del lugar donde hayáis viajado. ¡A tu pequeño le encantará!
Fuente: madformidcentury