Una de las cosas que más me gusta de los muebles de diseño es que además deser prácticos, juegan con la originalidad, con las formas… Es el caso de este juego de mesa y dos sillas, que como ves, encajan a la perfección como si fueran las piezas de un puzzle. No me digas que la idea no es realmente original.

Me encanta y además, me parece realmente interesante para una estancia de aires vanguardistas, de líneas rectas y con un toque minimalista.

Se trata de un diseño de Sakura Adachi, para Campeggi.

Es una idea genial para ahorrar espacio, porque tanto en las sillas como en la mesa puedes poner libros (o lo que quieras) y cuando lo juntas, parece una estantaría normal y corriente.

¿Qué te parece la idea?

Vía| Design-milk

También te puede interesar:  IKEA y sus muebles para ahorrar espacio