Un radiador muy cómodo

0
50

Los radiadores han dejado de ser solamente útiles para ser además decorativos. Y es que antes, la función de los radiadores era básicamente la de calentar y poco más. Pero no es la primera vez que nos encontramos con un radiador que además de calentar es de lo más decorativo.

Pero eso sí, estos radiadores de Takahide Sano son, además, muy mullidos. Si es que dan ganas de apoyarse a pasar la tarde en un día de frío… Sobre todo porque además, los cojines están rellenos de huesos de cereza.

Una de las propiedades de estos huesos es que retienen el calor y lo liberan progresivamente durante 30 minutos. Makura (así se llama el radiador) está disponible en varios modelos, y en color naranja y rojo además del azul. ¿Te imaginas lo bien que pueden quedar en una habitación?

Pero aún hay algo mejor: los almohadones se pueden sacar del marco de aluminio y los puedes llevar a dónde quieras. ¿Qué más se puede pedir?

Fotos de Decodir

Dejar respuesta