A los niños les sobra vitalidad y cualquiera que tenga niños en casa sabrá de lo que estoy hablando. Los niños corren para un lado y para otro, lo tocan todo, no se cansan…¡y da igual que se pongan malitos que si la fiebre no es alta ellos siguen teniendo energía! Pero a veces cuando no salen de casa esa energía que tanto les caracteriza cuesta un poco que la canalicen o que la agoten para estar tranquilos y dormir bien por las noches. ¿Qué se puede hacer para que se diviertan y al mismo tiempo se cansen?

¿Qué te parecería poner un rocódromo pequeño en la habitación de tus hijos para que pudieran ejercitarse y además divertirse? Aunque parezca una idea descabellada no lo es tanto, y además si tus hijos tienen una edad como para poder hacerlo, ¿por qué no ponerlo también en su dormitorio? Estoy segura que no les importaría quedarse en casa en los días de lluvia o no salir a la calle con los amigos después de hacer los deberes…¡los amigos querrían ir a tu casa sólo para divertirse en el rocódromo!

Fuente: muacs.com

Es cierto que para poder tener un rocódromo por pequeño que sea en el dormitorio de tus hijos tendrás que saber que tendrás que hacer bastantes agujeros en la pared, tantas como piezas pongas para que tus hijos escalen, ¡pero vale la pena! Porque también puedes poner piezas bonitas que además de poderles hacer uso como rocódromo quedarán muy decorativas en la pared.

Si tienes techos altos en la habitación de tus hijos, es suficientemente amplia la estancia como para llevar a cabo un rocódromo…¡no lo dudes mucho e infórmate de precios y opciones! Seguro que tus hijos te lo agradecerán, y ¿quién sabe? ¡Igual tú también te animes a probar!

También te puede interesar:  Decoración infantil para fiestas de primavera

¿Serías capaz de poner un rocódromo en la habitación de tus hijos o te parece algo demasiado descabellado?