Quien me iba a decir que al ver un suelo naranja brillante iba a decir que queda bien.

Pues sí, tengo que admitir que queda muy bien, para el ambiente que han conseguido es perfecto, es muy fresco y alegre.

Si podeís echarle un poco de imaginación podeís comprobar como cambiaría el aspecto de este espacio con suelos distintos.

Por ejemplo un suelo de madera claro, el aspecto sería mucho más clásico dentro de ser juvenil.

Un suelo de barro, más rústico, pero también funcionaría.

Un suelo de gres gris, suavizaría los rojos.

No, está claro que el mejor es el que han elegido, un brillante suelo naranja, y queda bien.

Mury, un beso

También te puede interesar:  Decorar la habitación de los niños con colores