Si quieres cambiar el estilo de tu lámpara pero no quieres dejarte un presupuesto, hay una solución que te puede funcionar muy bien, y que no necesita un gran desembolso. Eso sí, lo único que hace falta es que seas un poco manitas.

Con unas plantillas y pintura, puedes conseguir un efecto tan original como este, que le da un toque distinto a la estancia. Si tu lámpara es en color dorado, como esta, ya ves que queda realmente bien, ¿qué te parece?

El toque es muy sofisticado, y el techo gana mucho. Sobre todo, si se trata de techo alto, el resultado será aún más espectacular.

También puedes optar por elegir la pintura del mismo color que una de las paredes, por ejemplo, o incluso en color negro si las paredes son en color blanco. Si te animas, ya nos contarás tu propuesta, ¡que seguro que es estupenda!

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Apliques de diseño para decorar paredes y techos fácilmente