Me he encontrado esta imagen y la verdad es que me ha dado una idea genial. La decoración en blanco y negro en los salones se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos, y la verdad es que queda elegante y muy minimalista.

Pero puede que estés un poco cansada de verlo todo en estos dos colores, así que, ¿por qué no innovar un poco? Además, no hace falta mucho, con un par de detalles verás cómo cambia radicalmente tu salón.

La idea es introducir un par de detalles en un tono que rompa con la monotonía del blanco y el negro. La mejor opción es, sin duda, el rojo. Además, no tengas miedo porque sea un tono demasiado llamativo, porque se trata tan solo de colocar detalles.

Por ejemplo, ¿qué te parece una lámpara en rojo en una mesilla al lado del sofá? También un par de cojines pueden ser una buena alternativa. ¿Y una alfombra?

La elección depende ya de tus gustos y de lo que tú prefieras. A mí me parece una idea de lo más original, la verdad. ¿Te animas?

Foto de cococozy

También te puede interesar:  Isabel García Tapia