Un toque fucsia en tu habitación

Cuando pensamos en las alternativas y posibilidades que hay para darle un toque de color a una habitación, pensamos muchas veces en poner complementos, alfombras o incluso algún trozo de papel pintado en la pared, para dar un aire nuevo y colorido, pero sin arriesgar demasiado. Suele ser el miedo a que no nos guste o a cansarnos de una decoración demasiado llamativa lo que nos hace pensar así, pero siempre se ha dicho eso de que “el que no arriesga no gana”, y eso también es válido para la decoración.

Por eso, creo que de vez en cuando merece la pena apostar por ideas como las de la foto. Se trataría de optar por un color oscuro en la pared, para contrastar con una cama con dosel en color fucsia. Una idea original que mezcla el punto tradicional del dosel con el aire vanguardista que le da el color fucsia.

Además, se puede completar con toques del mismo tono en cojines, detalles en la decoración, una alfombra… Lo cierto es que es una idea muy original, eso sí, solo apta para las habitaciones amplias, ya que el dosel, en caso contrario, puede ser un poco agobiante.

¿Te gusta?

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Los niños pintan su cuarto