decorar una pared colorida

Decorar paredes nos entusiasma siempre porque existen tantas opciones y además no tenemos por qué emprender grandes proyectos para embellecer una pared. A veces, recurriendo a determinados accesorios podemos tener la más bonita de las paredes en casa. Hoy vamos a confirmar lo que tanto hemos dicho en otros post, una pared colorida con detalles que nos gusten mucho supone una originalidad que hará lucirse al entorno donde la tengas, en este caso, el salón.

En este caso se ha elegido un tono vibrante del celeste, éste es un color que impone entusiasmo y alegría a una estancia y que combina con muchos otros colores. Aunque esta decoración de pared se basa en el uso de distintos cuadros en diferentes tamaños y formas pero con un común, de tener marcos en tonos del  mismo celeste o de colores como el azul intenso. La diferencia de tamaños y la calidad de los mismos hacen muy atractiva esta idea.

La colocación de los cuadros se ha hecho sobre una única pared. Esta es una forma encantado de aprovechar tu colección de postales, tus diplomas, las fotos de tus hijos y tantas ocasiones felices que queremos ver siempre. Y en esta decoración de pared podrían aprovecharse aunque igual podrían utilizarse toda clase de objetos, como tu hobbie de bordar o bien de guardar imágenes sorpredentes de países.

Te sorprenderá comprobar que puedes hacer algo realmente creativo y atractivo sin tener más que comprar los cuadros y claro darle pintura a la pared para que todo luzca bajo el prisma de un acabado ideal.  Lo mejor como siempre decimos, es que puedes ser muy creativa y seguro que tú tienes muchas cosas que te gustaría coloca para decorar la pared. Así que toma nota y piensa en esta idea cuando renoves pintando la pared.

También te puede interesar:  Cómo elegir el papel de lija apropiado

Imagen: On the wall