No sé si recordarás que cuando celebramos Halloween, hace algo así como un mes, pensamos en una gran cantidad de ideas y alternativas muy originales para decorar, pero no solo dentro de casa, sino también en el exterior.

Y es que si vives en una casa independiente, o en un adosado, tienes la ventaja de poder decorar la puerta de tu casa como quieras, para que los demás lo vean. No olvides que es una especie de “carta de presentación”, puesto que esa decoración exterior de tu casa es lo primero que se ve, por lo que dice mucho de ti y de cómo será el interior de la casa.

En este sentido, la idea me ha parecido muy interesante y puede funcionar a la perfección. Lo mejor de todo es que se trata de una idea muy sencilla de poner en práctica y que puedes hacer sin necesidad de gastar demasiado.

Solo necesitas unas tablas, no muy anchas y todas iguales (lo ideal serían metros de madera de los de modista, o algo parecido), para formar una estrella con dos triángulos. Una vez hecha, se puede utilizar soga fina, tipo esparto, para sujetar bien la estrella y además, ponerle un toque decorativo.

Para añadir el toque original y con estilo a la decoración de la puerta y hacer que se trate de un detalle llamativo, se puede colocar una tira de LED o de bombillitas de las típicas que se utilizan para decorar en Navidad. ¿Qué te parece la idea? La verdad es que puede quedar muy bien y que no resulta nada complicada a la hora de prepararla.

También te puede interesar:  Cambio desde el color neutro al vivo y alegre

¿Qué te parece la idea? ¿Te animas a poner un toque de luz a tu puerta esta Navidad? Sin duda, llamará la atención de todos los vecinos.

Foto de Little Bit Funky