Una estufa antigua para decorar

A la hora de decorar, hay ideas y opciones de lo más variadas. Está claro que en muchas ocasiones, hay detalles que pueden quedar de maravilla y que funcionan muy bien para darle un toque chic a cualquier tipo de estancia.

Por ejemplo, las estufas antiguas pueden ser un detalle muy original, que puede quedar realmente bien en cualquier parte de la casa, aunque no funcionen y simplemente sean un objeto decorativo. Hay casas en las que este tipo de estufas todavía se siguen utilizando y funcionan a la perfección, con lo que cumplen dos funciones: calentar la casa y además, decorar.

Pero si en tu casa había una de estas estufas y ya no la utilizas, no dudes en convertirla en protagonista de la decoración de tu casa. Se trata de un detalle muy bonito, que queda muy bien y que tiene mucho estilo. Tienes varias posibilidades: dejarla en el mismo lugar en el que estaba cuando funcionaba (con el tubo de salida del humo y demás), o quitarle el tubo y colocarla en otro lugar de la casa.

Uno de los sitios en los que puede quedar muy bien, es la entrada a casa. Es un detalle muy bonito, que destaca mucho, porque se ve nada más entrar a la casa.

Y si no tienes estufa en casa, no te preocupes, porque seguro que puedes encontrar alguna de estas estufas en tiendas de antigüedades o en algún mercadillo con cosas antiguas. Lo cierto es que la idea me gusta mucho, sobre todo porque se trata de detalles muy originales, que quedan realmente bien y que le dan un aire muy bonito a la casa.

También te puede interesar:  Diseño vs Espacio

Si la estufa está labrada y tiene un cierto aire vintage, será un detalle mucho más original para contrastar con una decoración moderna y actual para tu casa.

Foto de Apartment Therapy