Junya Ishigami es el responsable de la creación de estas más que originales sillas, que como ha explicado, “viven en armonía, como una familia. A pesar de que son todas parecidas, cada una de las sillas tiene una forma diferente, su propia personalidad”.

La verdad es que no hay más que ver el conjunto de sillas para darse cuenta de que se trata de un conjunto de sillas de lo más armonioso, y la comparación con una familia, sinceramente, me parece de lo más acertada.

Hay una silla más ancha, una corta, una normal… En fin, hay una silla para cada estilo, ¡una familia de sillas con modelos para todos los gustos!

Eso sí, el precio de las sillas está en torno a los 1000 dólares, que no es poco, ¿no?

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Acogedora silla de Dyrlund