Pintar una habitación de una manera original y diferente es una alternativa muy interesante para cambiar el estilo de tu casa. Muchas veces, cuando queremos cambiar una estancia, lo primero que pensamos es en pintar toda la habitación con un color diferente.

Y no es mala idea, pero si no tienes ganas de un cambio demasiado radical, o no quieres pintar de colores toda la habitación, también hay ideas muy originales que pueden quedar genial y que no suponen un cambio tan radical. Es el caso de esta propuesta, de lo más actual y muy moderna, que además, no es muy complicada de hacer.

Se trata de dibujar una línea alrededor de la habitación, una idea muy divertida. Puedes optar por el contraste entre un color suave en la pared con un tono más oscuro en la franja horizontal. El fondo en blanco y la raya en un color llamativo, como el verde, da también muy buen resultado, como en la foto.

¿No te gusta mucho lo bien que queda? Además, puedes optar entre la combinación de colores que más te guste o que encaje mejor en la decoración de la habitación. Hay varias posibilidades, como por ejemplo, dejar la línea horizontal por toda la estancia o solamente en una de las paredes de la habitación.

Lo que también me gusta mucho es colocar varios cuadros dentro de la franja horizontal, ya que destacan mucho y le dan un aire muy moderno a la habitación, integrando a la perfección la pintura en el conjunto de la decoración de la estancia.

También te puede interesar:  Cortinas para el cabecero

Eso sí, es muy importante preparar bien la franja, con cintas para marcar la zona, midiendo bien para que las líneas sean perfectamente rectas y para que la pintura del color más oscuro no se salga por el exterior, dejando un resultado impecable.

Vía| Apartment Therapy