Sin duda, se puede conseguir una habitación con un estilo muy elegante y sofisticado sin necesidad de hacer cosas muy complicadas. En ocasiones, merece más la pena optar por detalles con estilo que recargar una estancia con el objetivo de que destaque por todos los elementos de su decoración.

En la foto superior tienes un claro ejemplo de como, sin abusar de la decoración, se puede conseguir un resultado realmente interesante. Por un lado, se ha elegido el blanco como el color protagonista de la decoración de la estancia, combinándolo con algunos detalles muy chic. Es el caso, por ejemplo, del sofá que hay a los pies de la cama, que le aporta al conjunto un estilo original y a la última.

Por otro lado, otro de los grandes aciertos son las lámparas, con un toque entre clásico y oriental, en las que los cristales contrastan con el hierro y los detalles forjados.

Otro de los puntos a favor del estilo y el glamour es la elección del espejo, todo en cristal, pero con una forma un tanto barroca que le da un punto muy sofisticado.

Las paredes se han pintado en blanco, pero sin lugar a dudas uno de los grandes aciertos, y que contribuye mucho a darle ese punto chic a la estancia es el color negro del suelo, una original idea con mucho estilo.

Foto de Casa sugar

También te puede interesar:  Cajoneras con mensaje de Joongho Choi