Los murales en las paredes y los materiales que la industria moderna incorpora a la decoración de interiores, nos pueden ayudar a crear en un cuarto un mundo de fantasía, en el que nos sentiremos como dentro de un sueño. Podemos componer, sirviéndonos de los recursos adecuados, habitaciones de duendes y princesas de cuento, lo que puede resultar una gran idea para la decoración de un cuarto infantil y se utiliza también en las habitaciones temáticas que ofrecen algunos hoteles, para que los adultos disfrutemos de esa magia por un día.

fox506-tematica

Inspiradas en la historia de Heidi, la niña que vivía en los Alpes con su abuelito, escrita por Johanna Spyri se han diseñado estas habitaciones  que vemos en las imágenes de este artículo, en las que juega con los murales para crear ambiente, con los colores azul para el cielo, verde en el suelo, representando la hierba y la naturaleza, la madera natural y los cuadros en blanco y rojo en los complementos textiles, tan tradicionales en una cabaña de montaña y en el campo en general.

heidi-409-fox

Estas habitaciones han sido diseñadas por Benjamin Güdel para el Hotel Fox, se llaman Geissenpeter y Heidi respectivamente y son una clara manifestación, de como la decoración puede servir para recrear cualquier escena y situación, las habitaciones temáticas son una gran idea en este sentido, ya que una decoración tan peculiar y original como esta nos cansaría a diario, pero disfrutarla en una ocasión especial,  nos hará sentir una ilusión interesante y diferente.

También te puede interesar:  Los niños pintan su cuarto