La limpieza del hogar no suele ser una tarea de lo más agradable, por esto resulta ideal realizar todo lo que se encuentre a nuestro alcance para evitar ensuciar y mantener limpio y reluciente nuestro hogar con el mínimo esfuerzo.

En este caso hemos traído una propuesta muy interesante, ideal para todos aquellos que residan en lugares donde la lluvia, el barro y la nieve se convierten en moneda corriente. En lugares con este tipo de clima es de lo más normal ensuciar el suelo de nuestro hogar al ingresar en él. Por esto la idea consiste en colocar un organizador de calzado en la puerta de ingreso a casa.

La propuesta puede parecer poco estética, pero está en nosotros saber trasladarla de la mejor manera, aprovechándola y convirtiéndola en un nuevo elemento decorativo. Seguramente se estarán preguntando cómo, y la respuesta es muy sencilla: toma una bandeja de madera en desuso y colócale piedras de jardinería en toda su superficie. Las piedras cumplirán una doble función, la primera es absolutamente decorativa, y la segunda es la de no tener que limpiar ese espacio ya que se trata de un elemento que sabe disimular la suciedad a la perfección.

Coloca esta bandeja junto a la puerta y cada vez que alguien ingrese a nuestro hogar deberá dejar su calzado allí, de esta manera las piedras se encargarán de drenar el agua y la suciedad que caiga de estos, ahorrándonos una enorme tarea.

Fuente: GuiaParaDecorar.

También te puede interesar:  Verde y fucsia, una combinación que funciona