El reposapiés es un mueble realmente práctico, ¡ideal para descansar las piernas después de un duro día de trabajo! Pero también tiene una parte decorativa, ya que se trata de una pieza que le da un toque muy a la última a cualquier estancia.

El caso es que si se te da bien lo de las manualidades, puedes animarte y decorar tú mismo un reposapiés, de una manera muy sencilla. Si tienes una base para el reposapiés de madera, solo necesitarás los materiales para hacer el acolchado:

Y ya ves el resultado…

Vamos, que yo creo que merece la pena intentarlo, porque además, podrás personalizar el estampado y el diseño del reposapiés como tú quieras.

Via| Re-nest

También te puede interesar:  Cómo hacer un ambientador casero para el baño