No es la primera vez que nos encontramos con ideas tan originales como esta. y es que como ya hemos comentado en otras ocasiones, esto del reciclaje da mucho de sí…

En este caso, la idea es muy curiosa, y tiene un toque “green” muy a la última. La idea es coger un trozo de tronco que te encuentres en alguna salida al campo y que lo conviertas en la base de una lámpara.

Lo único que hay que hacer es acoplarle una bombilla y la tulipa de una lámpara, que puedes conseguir a muy buen precio en bastantes sitios y listo. ¡Ya tienes tu lámpara!

¿Qué te parece la idea? La verdad es que a mí me encanta.

Vía| Re-nest

También te puede interesar:  Reciclando escaleras: colgador para la cocina