El diseño moderno gusta de romper con lo moldes, y nos invita a la creatividad, con resultados que se acercan a esos objetos que se exhiben en galerías de arte. De manera que no deberíamos limitarnos a buscar la inspiración para decorar en catalogos y escaparate. También hay que dejarnos llevar por las idea que el arte puede brindarnos, como esta lluvia de papeles.

Una pieza del London Design Festival 2010 que no invita a emularla por su sencillez en la ejecución y las bellas resonancias de su presencia. Es una obra del diseñador Paul Cocksedge, y se compone de hojas de corian suspendidas en hilos sobre un rincón del Museo Victoria & Albert Museum de Londres.

La idea es sencilla y subyugante a la vez: mostrar, suspendidas en el tiempo, las páginas que vuelan desde un manuscrito hacia una ventana, impulsadas por el viento. Las hojas, realizadas en corian, conservan una torsión que hace más vívida la imagen.

¿Tienes un espacio que necesita vida y quieres algo inusual? Pues aquí tienes una idea. Ahora sólo necesitas hilo y un puñado de páginas.

Fuente | Dezeen

También te puede interesar:  Decoración para la Navidad 2009 diseñada por Versace