Una mesa de centro con muchas posibilidades

La mesa de centro es un mueble muy útil. Y no solo por lo bien que quedan este tipo de mesas en el salón, delante del sofá, sino también porque resultan de lo más prácticas. De hecho, una de las ventajas de este tipo de mesas es que tienen un lado práctico que viene de maravilla. A la hora de elegir mesa de centro, hay muchas posibilidades: puedes optar por algo sencillo, puedes decidirte por mesas con un diseño más llamativo y original…

O puedes hacerte con una mesa como esta, que combina a la vez diseño y funcionalidad, algo que ya hemos comentado en muchas ocasiones que no tiene por qué estar reñido, y mucho menos con la gran cantidad de posibilidades que hay hoy en día en el mundo de la decoración.

Esta mesa me ha gustado mucho, la verdad. Si la ves cerrada, tiene un diseño muy simple, es únicamente un rectángulo macizo, de líneas muy sencillas. Sus medidas son 80 por 60 por 30 centímetros, un tamaño que la convierte en una opción perfecta, porque no ocupa demasiado y a la vez queda de maravilla.

Pero después, puedes desplegarla hacia adelante o hacia la derecha. Es ideal por si un día recibes invitados, o si quieres hacer algún picoteo en el salón. El tamaño máximo que alcanza la mesa es de 180 por 130 centímetros. Por dentro es de color blanco, pero para el exterior, hay distintos tonos de madera, que puedes elegir dependiendo un poco del color de tu salón.

 

Por cierto, que el artífice de esta idea es el diseñador Reinier de Jong (de Rotterdam). ¿Te gusta? El único problema que le veo es que el precio es un poco alto, teniendo en cuenta que estamos en plena crisis… Cuesta unos 1500 euros. Y se nos olvidaba lo más importante: el nombre de este diseño es REK.

También te puede interesar:  Muebles panelados para el salón

Vía| Reinier de Jong