Montar una mesa para comer, cuando hay invitados a la vista en casa, es todo un arte. Hay muchas maneras de montar una mesa, con ideas muy originales y con estilo, pero una vez que se consigue poner un toque personal a la decoración de una mesa, la verdad es que merece la pena el esfuerzo.

Si tienes gente a comer en casa y quieres darle un toque diferente y con mucha personalidad a la mesa, puedes copiarte de esta idea, que se basa en la utilización de colores otoñales para los textiles de mesa: marrones, naranjas para los platos, y amarillo para las sillas. Si las sillas son de madera y no quieres pintarlas (algo lógico) puedes recurrir a ponerles fundas o simplemente a colocar algún detalle, como una cinta, por ejemplo, en el respaldo.

Por otro lado, para el centro de la mesa puedes hacer un jarrón muy sencillo reciclando un bote de cristal de conserva (puedes usar también algún jarrón que tengas en casa). La idea es llenarlo de jdías pintas, las de color marrón, y colocar en el interior unas ramas secas, de lo más otoñales.

¿Qué te parece la idea? La verdad es que puede quedar genial y ser un gran acierto a la hora de decorar la mesa en un estilo de lo más otoñal. Además, puedes personalizar la idea todo lo que quieras, con los detalles que más te gusten, para darle un estilo diferente y con mucha personalidad.

¿Te animas?

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Decorando jardines con Earth Designs