Las paredes son una de las formas más importantes de decoración, ósea la decoración de ellas puede lograr el impacto o el cambio que se te ocurra.

Pensemos en el color blanco, generalmente solemos achacarle al blanco su condición de aburrido, monótono y poco atrevido, pero las nuevas tendencias muestran de manera muy fuerte como cada día la fuerza del blanco gana más adeptos y además como se luce de manera poco aburrida y muy impactante en las paredes.
No es un color con falta de color, ni con falta de matices, es un color fabuloso que transmite grandes emociones y sensaciones y que cuando se le es bien acompañado deja por el suelo todo tipo de criticas.

blanco.jpg

Es el color usado por excelencia en el estilo minimalista. Te recomendamos que no pierdas de vista cada detalle al usar el blanco y utilices su matices para decorar cada espacio. Trata de incorporar a este tipo de decoración texturas variadas en la misma tonalidad y usar diferentes gamas de este color, ya sea en acabados mate, brillantes o rugosos. Las textura más usada sin dudas es el algodón , pero la lana también da fabulosos resultados al igual que el terciopelo.
Las porcelanas son una gran vedette a la hora de combinar texturas en paredes blancas.
La idea es que uses la imaginación y te dejes llevar por el instinto, combinando de manera armoniosa miles de formas en un mismo color.

También te puede interesar:  Decorar la pared con color y originalidad