Los poster son una buena idea para decorar, sobre todo para darle un aire juvenil a cualquier estancia: un salón, una habitación, una oficina en casa… Me encanta la idea de decorar con pósters, tengo que reconocerlo, y más ahora que he descubierto esta original manera de colocarlos.

Eso sí, es importante que el póster no tenga un gran valor, porque la clave está, ¡en romperlo! Para que te quede así de original, lo único que tienes que hacer es romper el póster, cortarlo en varios trozos de distintos tamaños y después, colocarlo en la pared de manera que se vea que está separado. Puedes utilizar marcos de cristal, de los que no llevan nada alrededor, para que no moleste a la vista.

¿Qué te parece la idea?

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Macedonia para dividir las habitaciones