Una pared en negro, ¿una buena idea?

Pues sí, la verdad. Aunque puede parecer un poco raro y en principio podemos pensar que una pared en color negro no es una idea muy buena, la realidad es muy distinta. Todo depende, por supuesto, de como combinemos la decoración de la habitación.

En la imagen tenemos un ejemplo estupendo de lo bien que queda. ¿Qué te parece? Una pared en color negro, con suelo de madera y el resto de paredes de la habitación en otro tono, por ejemplo en beige, es una alternativa estupenda.

Por otra parte, combinar el negro de la pared con otros detalles, como alfombras, cómodas o muebles es una manera estupenda de darle un toque diferente a la habitación.

El resultado, un ambiente actual, contemporáneo y muy moderno.

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Y ahora, paredes vintage