Una pelota de tenis para la decoración infantil

Las manualidades auténticamente son un mundo repleto de imaginación e ideas. En el caso de hoy, comprobaremos esto a partir de una simple pelota de tenis, con la cual podremos realizar una divertida percha infantil.

Los materiales que necesitarás son: una pelota de tenis, una trincheta, un rotaluador u ojos para manualidades, y un poco de pegamento.

Para comenzar, lo primero que debes realizar es lavar muy bien tu pelota de tenis, en caso de que se trate de una pieza vieja. Si, por el contrario, utilizas un apelota nueva para esta manualidad, puedes utilizarla tal cual viene de la tienda, pero ten en cuenta que sería preferible que la pelota no tuviera la inscripción de la marca.

El siguiente paso será trazar la ranura que funcionará como la boca del muñeco, y como espacio de sujeción. Para esto, toma la trincheta y realiza un corte limpio y recta en la parte de la pelota donde las líneas corren casi de forma paralela, como puedes ver en la fotografía, y teniendo en cuenta que la extensión de esta ranura debería ser aproximadamente de un tercio del total de la circunferencia.

Cuando la “boca” esté lista, procede a realizar los “ojos” de tu manualidad. Para ello, puedes trazarlos simplemente con un rotulador negro, o pegar con ayuda del pegamento un par de esos simpáticos ojitos negros que se venden en cualquier papelería o tienda de manualidades.

Hasta aquí ya tienes el básico perchero infantil a partir de una pelota de tenis. Solo tienes que atornillarlo a la pared o a un panel para contar con un divertido lugar donde colgar tus llaves, el bolígrafo, algún sobre, o hasta el pañuelo.

También te puede interesar:  Ideas para decorar con legumbres

Pero además, puedes personalizar esta manualidad como más te guste, pues es susceptible a todo tipo de cambios: desde añadirle un sobrero, cuernitos, brazos colgantes, o detallar los rasgos del rostro.

Anímate a realizarla! Solo necesitas una pelota de tenis, y podrás estar logrando un divertido elemento para la decoración infantil o juvenil de cualquier habitación.